Container Icon

Seguidores

DE CONFESIONES INTIMAS


Yo soy mujer chapada a la antigua, apegada a mis tradiciones y a mis costumbres, por eso el escribir aqui ha sido toda una experiencia. Y me he encontrado un mensaje de una señora de Madrid, se hace llamar la madrileña, desafiandome desde donde ella cuenta sus cosicas, como aqui cuento yo las mías. Cierto es que su vida parece más tranquila y menos rocambolesca que la mía, pero qué sabe una de las miserias que oculta cada cual.

Pues parece ser que esta buena señora me pide que escriba sobre seis cosas que me gustan y que no tengan importancia.
Y como es de bien nacidos ser agradecidos pues espero que la respuesta satisfaga el envite lanzado.
Yo, como ya soy perro viejo, y habiendo vivido lo vivido ya no tengo falsas vergüenzas ni pudores absurdos, asi que confieso, no sin ruborizarme un poco, que a mi me gusta andar tal como me trajo mi madre al mundo por mi casa, en pelotas, hablando en plata . Nada más saludable que dejarse ventilar por el aire que entra por las ventanas y refrescarse el cuerpo. He de decir que en el pueblo en el que vivo el aire es fresco y huele a mies.
Toda una vida viviendo junto a un católico cerril y putero, emperrado en ir a misa de domingo con mantilla y bien tapadita, ha despertado en mi una necesidad, quizás malsana y pecaminosa, de pasearme de esa guisa por mi casa, mostrando mis vergüenzas y mis carnes morenas a todo el que quiera asomarse a mi ventana, porque a estas edades ya está todo el pescao vendido, y como decía mi abuela que en paz descanse: "pa lo que me queda de estar en este convento, me cago dentro". Eso si, a la calle no salgo nunca sin bragas.

¡¡Que sabia era mi abuela, redios¡¡

Me gusta pecar de gula. Suelo disfrutar de la comida como se debe disfrutar del sexo: sin recato, con exceso, con deleite, fruición, glotonería y ferocidad. Comerme unos buenos huevos fritos con chorizo en ese maravilloso aceite de oliva que hacen en mi pueblo y regodearme en sus sabores, mojar el pan en la yema y llenarme la boca hasta reventar. Pero, sobre todo, me gusta pecar de gula en época de vigilia y hartarme a carne cuando la santa madre iglesia lo prohibe. Como hasta que no puedo más y me recreo con cada pedazo de carne roja, poco hecha, que introduzco en mi boca. Confieso que me entra una satisfacción enorme cada vez que trago dicho manjar porque es un pecado más, una felonía que sumar a mi cuenta pendiente con la Iglesia, lo que aumenta el tamaño de mi venganza contra el cabestro.

Eso si, cuando me acuesto le rezo a la virgen y le pido que todos mis pecados reciban su castigo multiplicado por diez, pero que el castigo caiga sobre las espaldas del cabrón de mi exmarido, que como es buen cristiano no tendrá ningún reparo en cargar con mi culpa y mi penitencia.
Asi, a bote pronto, la tercera cosa sin importancia que me gusta hacer es provocar a la curia romana. Desde hace un tiempo he desarrollado una habilidad un tanto perniciosa, lo renoconozco. Me gusta provocar y portarme como una putilla calentorra, como solía llamarlas uno de mis vástagos, aunque él nunca apartaba sus libidinosos ojos de ellas, bueno, los ojos ni el miembro viril.

No llego a comportarme como una guarra en el amplio sentido de la palabra pero algo de ello hay. Me pongo escotes prominentes, excesivamente amplios para una mujer de mi edad y mi talla, una 110 he de confesar. Lo cierto es que la naturaleza me ha dotado de unas ubres inmensas, y es que la naturaleza es sabia, a ver si no como iba a haber amamantado a esos 5 hijos de puta que tuve que parir con dolor y tremendo arrepentimiento. Que quererlos los quiero, porque son mis hijos y hasta los animales tienen ese sentimiento, pero los quiero lejos, bien es verdad.
Pues salgo de paseo vestida de esa guisa, o más bien desvestida, enfundada en un sueter negro bien apretao, con un escote en uve vertiginoso, que casi se me pueden ver hasta las tripas, y una falda negra de tubo, para marcar bien las nalgas, y me voy hacia la iglesia del pueblo, a la hora que sé sale el cura a pasear y me pongo frente a él y lo miro con descaro y me contoneo.
No falla, el párroco empieza a ponerse colorado y a bufar como un toro, trastabillea y cambia de acera, pero tarda lo suficiente para que yo tenga constancia de la "turbación" que le provoco en esa parte de su cuerpo que el señor se ha quedado en exclusiva.
Es tanto el disfrute que siento que ahora suelo hacerlo en las iglesias de los pueblos vecinos y he de confesar con orgullo y sin sonrojos que tengo al clero de esta parte de la comarca haciendo maravillosos y floridos trabajos manuales a mayor gloria mía.
Dejenme pensar... si, la cuarta cosa que me gusta hacer es cuidar de mis cerdos. Ellos me dan la paz de espíritu que otros se han dedicado a menoscabar. Me produce un gran placer sacarlos de paseo, alimentarlos y mantenerlos limpios y bien presentables. Pobrecicos míos, son tan agradecidos que no dan disgusto alguno, y tampoco mucho trabajo, y, aunque les llamen gorrinos, no dejan de ser los animales más limpios que he conocido.
No entiendo como se ha acuñado esa frase que dice "apestas como un cerdo". Señal de que quien la utilizó por primera vez tiene un gran desconocimiento de tan noble animal. Más bien debería haber conocido al asqueroso de mi exmarido. Ese si que mataba con el hedor que desprendía todo su cuerpo, incluidos agujeros por donde podían manar fluídos corporales.
Y la quinta y la sexta cosa que más me gustan, y que no tienen importancia, las tengo aún pendientes porque aun no las he descubierto, pero prometo hacerlo en breve y dar puntual detalle a ustedes que me leen y me siguen.
Son pequeñas asignaturas pendientes que me quedan y que pienso aprobar antes de que la parca venga a buscarme. Y esto es una promesa en firme.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

34 comentarios:

MATANUSKA dijo...

hola salustiana que tal? espero que esté bien.

a mi me gusta tambien pasearme por mi casa sin nada es muy cómodo ir así.
lo mío es una 115 asi que le gano por talla jajajaja.

me encanta como escribe y es verdad aunque cerdo como poco por que prefiero mirarlos y acariciarlos que comermelos es que son tan majos !!!!

besoss.

Fran dijo...

Veamos: andar desnuda por casa, disfrutar de la comida sin límite alguno y provocar al clero libidinosamente, además de cuidar a los cerdos, claro. Después de saber esto, y teniendo en cuenta que comparto totalmente las dos primeras cosas de la lista, estoy meditando muy seriamente entrar en el seminario y, una vez ordenado sacerdote, pedir que me destinen a Villaconejos. ¿Me esperarás para provocarme a la puerta de la iglesia?

Postdata: creo que la tengo tan morena de hacerme con mucha frecuencia homenajes como los que se hace el cura de tu pueblo después de que tú le enciendas sus más primitivos instintos.

Saludos a una sola mano.

Fran dijo...

Perdón, confundí parte de tu apellido con tu pueblo, quería decir Boyullos del Rastrojo, que a saber en que parte de Badajoz está. Miraré a ver si viene en Google Maps porque tendré que ir conociéndolo para cuando sea su sacerdote.

Dios te bendiga.

Marcelo dijo...

Leerte es un placer primario, como el que tú demuestras por la comida prohibida de vigilia!
Un saludo

Capazorros dijo...

¡Tú si que sabes Salustiana! Ya quedan pocas mujeres sabias, y tu eres una de ellas.
Que San Chancho te bendiga.

Ál dijo...

Andar descalzo, llegando el verano chanclas al llegar a un playa un césped... texturas y sensaciones por una piel tan poco explotada.. un placer.
Debería probar el de secar las nalgas y el sexo al sol y brisa marina después de un buen baño... uno solo puede imaginar como un cabestro al que inventó el bañador.

un placer leerla Salus

Mariana la aldeana dijo...

M´ham encantao los últimos artículos, los que me faltaban por leer, jeje.

Y este último de lo más revelador, claro que el anterior... joe, has hecho que me alegre de ser virgen. Y que foto. Esta noche seguro que tengo pesadillas.

Que bien retuerces el lenguaje, puñetera.

Un beso.

Amiguete007 dijo...

¡Mecagüen riau!... Oye, arriba onde ice "el aire es fresco y güele a mies", tas equivocao ¿no?, querías icir "güele a pies", ¡je, je!, ¿a que sí, galana?... ¡Mecagüen el cura y la madre que los parió a toos los putos curas!, había que convertir toas las iglesias en picaderos pa que follasen estos benditos y se ejasen de preñar mozas y asustar a niños. Los curas, eso desde siempre, o comilones o puteros, o comen buenos manjares, ¡con los mejores vinicos ¿eh?!, o comen coños y pollas, ¡mecagüen la patena, que banda de verracos!... que sí, que eso son, cochinos fornicadores que hacen sobrinas o puercos que babosean niños, y andeluego te van con mentiras de que si el sexto mandamiento tal, que si la Virgen lo ve todo, que si su puta madre en bicicleta... ¡La Virgen os ve la polla, mecagüen la catedral de Murcia, cuando andais por ahí metiéndola en chochos y culos!
¡Un saludico, Salus, y un mordisquete laico en esos volúmenes frontales tan hermosotes!

Javi Rumí dijo...

Yo creo que los curas dan misa en el altar para tener una mejor panorámica, ya me entiendes. Yo no ando por casa desnudo porque soy adolescente -aunque tardío ya- y como no me conozco -o eso es lo que dicen todos los psicólogos sobre nosotros- da susto pasar por un espejo y encontrarte con un señor en bolas caminando por tu casa.

Me he reído mucho aunque sigo sin saber distinguir entre ficción y realidad... seguiré investigando.

Jorge Herre dijo...

Señora Salustiana, esas pequeñas cosas que para usted son nimias y de poca importancia, a mí me alimentan y provocan.
¡Ay porquera, cómo me gusta observar el contenido sin continente de la talla 110!

Doy gracias a que se haya librado de su ex-marido y pueda lucir con placer sus carnes cuando pasea por su casa.
Yo también le doy poca importancia a pasearme por la mía a calzón quitado y pidiendo guerra.

Saludos libertarios

Dinora dijo...

Jajaja.. Que bueno que no se ha negado placeres en este mundo, Salustiana, que la vida es corta...

Saludos a usté y a sus cerdos, que por lo que dice, pueden dar ejemplo de limpieza a muchos que los critican ;)

Amiguete007 dijo...

No sé si me estás escribiendo o no. En el correo no recibo nada y en el blog voy colgando un post tras otro sin que nadie deje un comentario, salvo Jesús que me ha dicho que algo le ocurre al blog. Sospecho que es una putada de ese tipejo enfermo al que le he dado caña, ("Cerebrín") el mismo que ahora ha suprimido todos sus comentarios en la polémica, sin duda avergonzado por el rídiculo que había hecho. (No sabía yo que una persona ajena a mi blog podía suprimir comentarios en el mismo) La cosa es que estoy jodido por lo que tú sabes, no sé aún como terminaré, esta noche igual hay hostias o policía, y lo que más necesito actualmente no lo tengo: calor humano, correos de amigos y familia, una simple frase de aliento... La cosa es que al problema que tengo se ha sumado el daño que me está haciendo el que haya manipulado mi blog y posiblemente mi correo. Hay muchas víboras, gente mediocre, blogueros que sólo quieren pasteleo, adulación... Esto es una mierda y estoy pensando en dejarlo definitivamente.

Amiguete007 dijo...

Huelga decir que no te escribo por mail porque no sé si lo vas a recibir.

Clementine dijo...

Chica, me has conquistado.

La naturalidad que desprenden tus entradas te hace encantadora.
Si tuviera que confesar algo, decantándome por lo menos confesable, diría que (para regocijo de degenerados y pervertidos) he llegado a estar hasta cinco días sin ducharme.

Regodeándome en el olor de mi cuerpo, encerrada en casa, en pleno estío y sudando a chorros.

Juan Luis Sánchez dijo...

Señora, le felicito por tener tan agudo sentido del humor y por ser tan ingeniosa que puede expresarse con tanta gracia. He disfrutado de su artículo tal y como usted disfruta de la comida: con deleite, fruición y ferocidad, etc. Espero que Dios le guarde a usted muchos años y le dé la salud y la vista suficiente para seguir escribiendo con tanto tino. Y a mí también para poder venir a leerla.

macarra ilustrado dijo...

Vengo por recomendación del que arriba comenta, esto es divertirse y lo demás son tonterías.

Brillante

INICIATIVA MACARRA dijo...

Vamos a proponerla como modelo en nuestro blog para el mes que entra, su mierda nos es muy grata

kilometro1 dijo...

señora porquera, su pasión por ir desnuda por la casa espero que solo se le ocurra en verano, y ya entrado, no vaya a coger una pulmonía,

Su respuesta al desafío creo que ha ganado la partida,
¡redios que bien escribe y con qué arte!

Karelia dijo...

Ay Sra. Salustiana, lo que he podido reirme hoy con sus mas íntimas confesiones.

Pasear por casa como la trajo Dios al mundo es algo qeu he empezado a hacer ahora que vivo sola. Comer.....siempre ha sido uno de los grandes placeres en mi vida, y los escotes........ya me decian que faldas demasiado cortas y escotes demasiado largos. Lo de los cerdos, como usted comprendera solo he tratado con los de dos patas aqui en la ciudad (y sin ánimo de ofender a los vuestros).

En fin....ha sido genial pasar a leerla.

Un saludo.

Aereon

Marcelo dijo...

Hola Salustiana! Quería incluirte en la continuación de mis Pedro Menárdez 2.008.
Cuento con tu aprobación?
Un fuerte abrazo
Marcelo

Marcelo dijo...

Ya está hecho Salustiana! Y escogí un párrafo maravilloso y lleno de poesía.
Un beso

la del metro dijo...

señora porquera, seguro que esta vez le va a gustar lo que he escrito, es mucho mas de pueblo y con unos versos que harán llorar a sus cerdos

un beso y mucha mierda

Iñaki dijo...

tu mierda me ha hecho reír y aprender, ¡felicidades!

Anónimo dijo...

was probably in on the deal herself. We tramped the corridor and up three flights of
------------------------
g5555d4o4o4u4h44vbc44gj4j4

Anónimo dijo...

virtues, the seven vices, and the seven gifts of the Holy Spirit.
------------------------
sdf6h9t8fg5cfgj5jt55cv55jy

Anónimo dijo...

incapable of considering what might come of such love-making, as he

Anónimo dijo...

crowned heads. Now the Pope's turn has come and Bonaparte doesn't
cheapest cialis

Anónimo dijo...

that one could touch it with one's hand.
zanaflex

Anónimo dijo...

to be memos to himself, jottings, thoughts. A few of them reminded her of the
singulair

Anónimo dijo...

wouldn't exist. Boston would probably end up being run by a town meeting form of
zovirax

Anónimo dijo...

time. Have you gotten your prisoners their supper, Nick?"
metformin

Anónimo dijo...

times en route, but this was not going to be a flurry. The sky promised serious
nizoral a-d

Anónimo dijo...

again. "I sometimes think she wants to die in harness."
elavil

Anónimo dijo...

With a solemn triumphal march there mingled a song, the drip from
prilosec otc